Investigación y docencia en Venezuela: en contra de todas las dificultades

The following two tabs change content below.
Luis Azpurua

Luis Azpurua

Dr. Luis Azpurua, MD, graduated from medical school at the Universidad Central de Venezuela. He has more than 25 years of experience in the healthcare field. He is the Clinical Research & Education Director at Clinica Sanitas in Caracas and professor of Clinical and Biomedical Engineering in the Universidad Simón Bolívar. He has also coauthored the strategic planning book “De autoempleados a Empresarios. Como planificar un Centro de Salud Privado para potenciar su desarrollo.” His aim in global health is to be a catalyst to bridge the gap between knowledge and practice, spreading scientific information in the Spanish language to Latin America. @lazpuruae

Venezuela es la puerta de entrada a Sur América. Ubicada al norte del continente y bañada por el mar Caribe, es uno de los puntos de parada cuando se viene desde el norte o de Europa. Tiene una superficie de 916,445 kilómetros cuadrados llenos de ingentes cantidades de recursos naturales y una población de 30,4 millones de personas. La mayor actividad económica es la producción de petróleo, representando más del 90% en la generación de ingresos.

venezmap

Venezuela

A pesar de ser conocida como un país rico por su petróleo, Venezuela está pasando por la peor crisis económica y política en sus últimos cien años. Desde el año 1998, estamos gobernados por el partido político de Hugo Chávez, quien instauró una mezcla de gobierno populista con socialismo. El resultado de casi 20 años de este experimento, es una catástrofe económica que llega a nivel de crisis humanitaria. El país fue noticia durante la primera década del siglo XXI debido a que coincidió con un incremento importante del precio del petróleo. Cuando Chávez llegó al poder en 1998, el precio del petróleo estaba cerca de US $ 20 por barril. Como se muestra en el siguiente gráfico, el precio del petróleo se incrementó de manera progresiva durante esta primera década del siglo llegando a estar cerca de US $ 110 para el año 2014.

oil prices

http://vedatos.com/stats/petroleo. Ultima visita, 15 de junio 2016

 

En vez de crearse un fondo de ahorros para equilibrar la variación de los precios del petróleo, de fortalecer un aparato productivo para autoabastecer el país y generar una política de ingresos diferentes a los petroleros, Venezuela perdió esta gran oportunidad. Se dilapidaron los excedentes monetarios de la renta petrolera, y se destruyó el aparato productivo del país para depender únicamente de las exportaciones petroleras. Lo anterior generó una política de importación de productos y servicios manejada por el gobierno generando una gran corrupción. En 2014 se desploman los precios del petróleo, quedando al desnudo la situación real de Venezuela: deudas con todos los sectores productivos del país, ingresos insuficientes para mantener el ritmo de importaciones y el aparato productivo destruido. La consecuencia es que no haya fondos para poder garantizar la alimentación a nuestros pobladores ni para poder ofrecerles salud, entre muchas otras cosas. Lo anterior ha creado una situación políticamente inestable con un inminente estallido social, que ha hecho que el capítulo Venezuela sea discutido en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en junio de 2016.

En el área de la salud la situación no es diferente. Debido a que la mayoría de las medicinas y material médico-quirúrgico son importados, el gobierno, el cual es el único autorizado para realizar las mismas, carece de fondos para adquirirlos. Esto ha hecho que el sector público esté colapsado. No cuentan con los insumos necesarios para atender los pacientes generando una merma de sus servicios, e incrementando la morbimortalidad de sus pobladores. En el sector privado la situación es similar. A pesar de haber tomado las previsiones para tratar de contrarrestar la misma, se están quedando sin inventarios. Esto hace que la atención sea deficitaria, y en algunos casos dejando de prestar servicios específicos por la falta de insumos. En enero de 2016 la Asamblea Nacional realizó una petición pública al Presidente de la República para que declarara un Estado de Emergencia Humanitaria y así poder tener acceso a medicinas e insumos a través de la ayuda internacional, pero fue rechazada.

En este escenario planteado, existe la impresión que en Venezuela estamos en la borda del Titanic, corriendo desordenadamente y chocando unos con otros para ver cómo salvamos nuestras vidas. Sin embargo, tenemos que seguir viviendo y trabajando. Para evitar hundirnos en nuestras calamidades, muchas organizaciones y empresas han hecho del ambiente de trabajo una “campana de cristal, burbuja o refugio” para no dejarnos arrastrar por la crisis. Buscamos mantenernos con mente positiva para generar soluciones creativas a medida que arrecie la misma, y seguir innovando en nuestras áreas de trabajo para estar siempre por delante del tigre y así evitar ser comido.

La Clínica Sanitas Santa Paula, ubicada en Caracas es uno de estos lugares. Construida en 2013 es el centro de salud líder de la Organización Sanitas Internacional en Venezuela. Es un centro de alta tecnología con 84 camas de hospitalización que comienza a prestar servicios de salud de cuarto nivel en mayo de 2014. Nuestro norte es brindar atención médica especializada de primer mundo. Para dar soporte lo anterior, en marzo 2014 se crea el departamento de Docencia e Investigación. Nuestra misión es generar conocimientos a través de la investigación, y transmitirlo a través de la docencia. Desde su inicio nos centramos en 3 grandes áreas: Educación de nuestra fuerza de trabajo, creación de una cultura de investigación, e involucrar a la comunidad a través de la responsabilidad social.

Clinica Sanitas Santa Paula. Caracas, Venezuela

Clinica Sanitas Santa Paula. Caracas, Venezuela

Cuando comenzamos este reto, una de las debilidades detectadas era que había una brecha entre la calidad de servicio ofertada y la deseada por parte del recurso de enfermería. La mayoría de nuestras enfermeras son jóvenes recién graduadas de la universidad con poca experiencia en el trato a los pacientes. A pesar de tener la formación técnica en su área, la empatía era una debilidad. Para ello fue creada en conjunto con Talento Humano de la Organización la Escuela de Formación de Enfermería. Consta de 4 módulos en la cual se inicia con una inducción a nuestra Corporación y la transmisión de nuestras normas y valores. Tiene un módulo dedicado al servicio el cual la empatía es el punto central y termina con la actualización de tópicos en salud los cuales hemos detectado que requieren de refrescamiento.

Basic Life Support course in the Nurses Training School

Basic Life Support course in the Nurses Training School

Uno de los problemas encontrados durante la fase piloto, es la imposibilidad de sacar al recurso de enfermería de su puesto de trabajo, debido a los vacantes, para recibir actualizaciones. Para ello estamos diseñando módulos de actualización virtuales para que el personal pueda acceder durante el tiempo que tengan disponible desde cualquier lado.

Un segundo reto en nuestra aventura es la creación de la cultura de investigación que En Venezuela no la tenemos. En las carreras de Ciencias de la Salud, la formación en investigación en mínima, y se limita en presentar un trabajo de grado para obtener el título profesional. Posteriormente tanto en el sector público o privado, no se incentiva la investigación. En el sector público los contratos de trabajo son netamente asistenciales, no dedicándoles horas de trabajo a la investigación. En el sector privado, la mayoría de los médicos ejercen mediante la figura de honorarios profesionales por paciente visto. Los esquemas anteriores hacen que realizar investigación se convierta en un costo de oportunidad: requiere de sacar un tiempo extra, fuera de los horarios de trabajos, los cuales no son remunerados. Además de lo anterior, no existe una base de datos de registros médicos a nivel nacional. En los centros públicos de Salud, y en la mayoría de los centros privados, los registros médicos son manuales, se realizan en papel, y no hay consolidación de la información por parte del Ministerio de Salud. Lo anterior hace que no haya incentivos para la recolección de la información. La misma, si es llevada por algún líder, está fragmentada entre los diferentes servicios de los centros de salud. Conseguir información se convierte en una tarea titánica en la cual no hay garantía de calidad ni periodicidad en la misma.

Para fomentar la cultura de investigación estamos trabajando en 4 áreas: La creación de un Comité de Bioética, la formación de bases de datos, apoyar metodológicamente y estadísticamente al futuro investigador, y búsqueda de financiamiento para realizar investigación. El comité de Bioética fue cristalizado en febrero de 2015. Dicho Comité busca dar respuesta a tanto a la parte de investigación, como a los dilemas éticos que se presentan en la práctica médica. Para la fecha, ya han sido revisados y aprobados 2 trabajos de investigación.

Nuestra Clínica cuente con registros médicos electrónicos. Dicha herramienta constituye una base de datos confiable la cual se va actualizando periódicamente. Una vez que contamos con la misma, ya podemos cuantificar, qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo, para luego preguntarnos cómo podemos hacerlo mejor. En Marzo de 2016, se realizaron las primeras jornadas de productividad hospitalaria. En ella mostramos al cuerpo médico de la clínica la data recaudada durante el año 2015 y su significado. De esta manera observaron que la toma de decisiones se realiza en base a la data recaudada, e incentivamos a que plasmen la misma en los registros médicos, que es la base de datos por excelencia para realizar investigación.

Otra área que tomamos en cuenta es el apoyo metodológico para el futuro investigador. Creamos lineamientos para apoyar y estimular al futuro investigador a dar respuestas a sus preguntas de manera metodológica a través de la realización de un trabajo de investigación. Una vez aprobado el mismo por el Comité de Bioética, buscamos vías para poder financiar el proyecto.

Una debilidad encontrada es que el futuro investigador cree que el Departamento realizará el trabajo de Investigación. Reforzamos la idea que nosotros vamos a guiarlos durante la realización de su proyecto, pero son ellos los que le deben dedicar tiempo, paciencia y perseverancia para lograr tener éxito.

Involucrarnos con la comunidad como parte de nuestras actividades de responsabilidad social fue el tercer objetivo planteado. Contactando las asociaciones de vecinos de las comunidades que rodean a nuestro centro logramos su vinculación. Nuestra meta es llegar a la comunidad, a través de un lenguaje sencillo de entender, con temas de salud. Una de las primeras necesidades detectadas fue el de las enfermedades emergentes. En el año 2015 realizamos un grupo de charlas dirigidas al público en relación a la epidemia del virus de Chikungunya que afectó nuestra comunidad. También hemos apoyado a las jornadas de vacunación que realizó nuestra hermana, la Fundación Sanitas, en la comunidad. En el año 2016 hemos participado en charlas de actualización al público sobre la epidemia del virus Zika y sus repercusiones observadas en la actualidad. También estamos apoyando a la Fundación Sanitas en el diseño de investigación del estado nutricional y de salud de los niños de bajos recursos en la comunidad. Estamos conscientes que a través de la responsabilidad Social podemos tener una población más saludable.

Reaching out our community with flu vaccinations.

Reaching out our community with flu vaccinations.

Finalmente, queremos ser un centro de referencia para la generación y transmisión de conocimiento. Para ello, realizamos coloquios y presentaciones de temas de interés para nuestra comunidad científica de manera periódica. Motivamos a nuestros profesionales de salud para que nos brinden su experticia a través de dichos espacios. También estamos creando redes científicas. A través de videoconferencias a nivel nacional e internacional propiciamos espacios de discusión científica. De esta manera podemos ser entes multiplicadores de información, y al mismo tiempo estar actualizado en este mundo siempre cambiante.

A pesar que las circunstancias que estamos viviendo en Venezuela hagan que muchas personas quieran salir corriendo, nosotros propiciamos un espacio diferente para el crecimiento… ¡en contra de todas las dificultades!

To read this article in English, click here.